SEO y SEM son dos estrategias del marketing digital que, aunque suelen ser vistas como alternativas, tienen potencial para funcionar complementariamente en post de un mejor posicionamiento web. El SEO refiere al posicionamiento orgánico en los buscadores como Google. El SEM refiere a la publicidad en estos mismos buscadores. El primero es más barato y ofrece resultados sólidos a largo plazo. El segundo es requiere de un desembolso económico directo y ofrece resultados inmediatos. Estudiémoslos.
 
 

Qué es el SEO

El posicionamiento orgánico en buscadores engloba todas aquellas acciones, tanto dentro de la página web como fuera de la página web, encaminadas a colocar dicha web en lo más alto de las páginas de resultados o SERPs de los buscadores, especialmente de Google. Abarca desde la elección de keywords, la creación de un árbol de enlazado interno, el desarrollo de una óptima estructura web o la optimización de metaetiquetas a técnicas avanzadas de SEO. Esta es la respuesta básica a qué es SEO.
 
 

seo-sem

 
 

Qué es el SEM

El SEM, por su parte, consiste en anuncios publicitarios elaborados y publicados a partir de Google Adwords para aparecer en los espacios de las SERPs dedicados a contenido promocionado. Así, cuando un usuario de Google busca un término, recibe una increíbles cantidad de propuestas orgánicas de web relacionadas, pero también varias propuestas patrocinadas. Estas últimas están ahí gracias a una puja económica en Adwords, mediante el cual se han ganado el puesto. En esencia, es publicidad digital.
 
 

Para qué sirve el SEO

¿Para qué sirve el SEO? Pues para posicionar en internet. En este sentido, es probablemente la herramienta de posicionamiento más importante para las pequeñas y medianas marcas sin mucha capacidad económica de inversión. Al fin y al cabo, el posicionamiento SEO proporciona resultados muy estables, aunque nos debamos esperar unos meses para llegar hasta ahí. Entre otras cosas, una buena posición reporta beneficios como mayor tráfico web, mayor número de conversiones o mayor reputación.
 
 

Para qué sirve el SEM

El SEM también tiene una finalidad de posicionamiento. No obstante, suele utilizarse estratégicamente para compensar el SEO. Así y si nuestra estrategia SEO está en marcha y aún no ofrece los resultados deseados, el SEM puede darnos un preciado empujón de visibilidad. Además, y para terminar de responder al «para qué sirve el SEM», debemos apuntar que esta estrategia también resulta muy recomendable para promocionar campañas, productos o servicios puntuales. Veamos las diferencias.
 
 

sem-seo

 
 

Diferencias entre el SEO y el SEM

Existen diferencias entre SEO y SEM obvias. La primera de ellas es que el primero es gratuito, mientras que el segundo requiere una inversión económica directa. Por supuesto, para implementar una campaña de SEO de calidad requieres profesionales a tu lado y eso no es gratis, pero el quid de la cuestión es que las tareas y procedimientos que compondrán dicha estrategia son gratuitos. Eso contrasta con el SEM, donde tienes que asignar presupuestos a las diferentes campañas. Pero hay más.
 
Como el hecho de que el SEM da resultados inmediatos y el SEO requiere meses para conseguirlo. Aunque el retrato resulta injusto para el SEO: en realidad, y aunque los resultados tarden más en llegar, hablamos de la técnica más productiva. Después de todo las personas confían más en los resultados orgánicos de las SERPs, aquellos que están ahí por méritos propios, que en los resultados publicitarios. Sea como sea debemos darle cabida a ambas estrategias. Juntas con muchísimo más potentes.